dieta antiinflamatoria

La dieta antiinflamatoria, ¿en qué consiste?

No todo lo que lleve la palabra “dieta” implica un plan de adelgazamiento, sino que es un propuesta alimentencia duradera en el tiempo que pauta una serie de hábitos y alimentos que nos pueden ayudar a mejorar patologías, complementar un tratamiento, mantener el organismo en buen estado o bien incrementar nuestro bienestar en todos los niveles. Uno de estos casos es la dieta antiinflamatoria, ¿para qué esta indicada y qué alimentos incluye?

Existen ciertos problemas como la artritis, las alergias o los problemas en la piel que, junto con terapias y cambios de hábitos, pueden mejorar a través de una correcta alimentación. En estos casos, se recomienda evitar los alimentos que favorecen la inflamación, sustituyéndolos por otros como los que mencionamos a continuación.

Dieta antiinflamatoria: pautas básicas

 

Es recomendable acudir a un especialista que nos indique las pautas y los alimentos que más nos benefician tras una valoración de nuestro estado de salud y/o patología. Los grupos de alimentos que se muestran a continuación son expuestos en líneas generales.  

– Frutas y verduras: favorecen la reducción de la inflamación al ser fuentes de antioxidantes como los carotenoides. Presta especial atención a las crucíferas (brócoli, col…).

– Especias y hierbas: plantas como la cúrcuma y el romero, o el té verde, limitan la producción de radicales libres y reducen la inflamación por su contenido en polifenoles.

– Proteínas: tanto la carne ecológica como los huevos ecológicos presentan un mejor perfil de ácidos grasos esenciales (omega-3 y omega-6).

– Ácidos grasos Omega-3: la caballa, sardinas o el salmón también favorecer la disminución de la inflamación.

– Otros alimentos ricos en grasas saludables: el aguacate, las nueces, aceite de oliva virgen extra, algas o las semillas de lino también son una buena fuente de ácidos grasos esenciales.

Alimentos a evitar

– Grasas saturadas y trans: comida rápida, procesados, carnes favorecen los procesos inflamatorios.

– Hidratos de carbono: harina, pasta, azúcar o pan elevan los niveles de azúcar en sangre y activan la respuesta inflamatoria del organismo.

Pautas a seguir en una dieta antiinflamatoria

– Eliminar harinas refinadas, azúcares y cereales. Puedes sustituir el azúcar por otros endulzantes naturales (no te pierdas nuestras recomendaciones aquí). En cuanto a los cereales, mejor incorporarlos integrales.

– Eliminar alimentos procesados y grasas no saludables en general: fritos, procesados, aceites refinados, etc.

– Incluir gran variedad de frutas y verduras, a ser posible de procedencia ecológica.

– Sustituir la sal por especias y hierbas para aromatizar y dar sabor a los platos.

– Eliminar aquellos alimentos que no nos sientan del todo bien.

– Sustituir el café por infusiones o tés.

– Plantear la opción de complementar la dieta con un suplemento alimenticio.

– Beber agua y reducir el estrés.

Si necesitas más información sobre alimentación integrativa, no dudes en contactar con nosotros. En Clínica Omega Zeta estamos especializados en Medicina Integrativa en Barcelona, ayudándote a mejorar tu salud y bienestar físico y mental. Contáctanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *