ictus

Ictus: Qué es y cómo identificarlo a tiempo

El ictus es un accidente cerebrovascular que afecta a más de 125.000 personas al año en España, de las cuáles, 80.000 fallecen o quedan incapacitadas de por vida en algún aspecto. Se trata de la primera causa de muerte en el mundo, la segunda en mujeres.

En motivo del Día Mundial contra el Ictus, que se celebra cada 29 de octubre con el objetivo de dar a conocer la enfermedad y concienciar a la población de sus efectos, el Dr. Pere Gascón nos explica en la Unidad de Medicina Integrativa y Salud Integral de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, qué es el ictus, qué tipos existen, sus causas, sus síntomas y cómo proceder en estos casos con la mayor celeridad.

¿Qué es el ictus y qué tipos existen?

El ictus (golpe en voz latina) hace referencia a la consecuencia o efecto que se produce en una o varias zonas del cerebro debido a una isquemia (una interrupción transitoria o permanente en el flujo de sangre a esa zona), lo que afecta a su funcionamiento.

Dependiendo de cómo se produzca, se podrá distinguir entre ictus isquémico e ictus hemorrágico:

Isquémico

Este tipo de ictus se produce cuando existe una obstrucción que dificulta o impide totalmente el paso del flujo sanguíneo. Se trata del tipo más común.

Hemorrágico

Como su nombre indica, el ictus hemorrágico se produce cuando debido a la rotura de un vaso sanguíneo se produce una hemorragia, es decir, una pérdida de sangre, alterándose el flujo.

¿Cuáles son las causas del ictus?

Teniendo en cuenta las anteriores tipologías, cabe destacar que las causas del ictus pueden ser muy variadas. La inflamación de las arterias, los trastornos del ritmo cardíaco como la arritmia, la trombosis, la hipertensión, traumatismos o procesos degenerativos pueden ser algunas de ellas.

¿Qué síntomas produce?

La rápida identificación de un ictus es de vital importancia, ya que los síntomas aparecen diez segundos tras la pausa del flujo sanguíneo y tratamientos suelen tener mayor éxito dentro de las primeras cuatro horas.

Algunos de los síntomas que identifican el ictus son los siguientes:

  • -Pérdida de sensibilidad en la totalidad o en una parte de la cara. Incapacidad para sonreír y sensación de hormigueo.
  • -Dificultad para articular palabras, sensación de incomprensión y decir palabras sin sentido.
  • -Falta de fuerza, debilidad muscular y sensibilidad en las extremidades. Incapacidad para coordinarse.
  • -Visión borrosa, doble o solo de un ojo.
  • -Dolor de cabeza repentino e intenso. Puede ir acompañado por náuseas, vómitos y somnolencia.
  • -Desequilibrio y mareos.
  • -Cambios en los sentidos del gusto, olfato, oído y tacto.
  • -Falta de memoria de tipo amnésica y confusión.

¿Cómo se debe proceder en estos casos?

Ante la menor sospecha de un ictus, por los síntomas mencionados, es de vital importancia recibir asistencia médica a la mayor brevedad. Es mucho mejor que en vez de acudir a urgencias por nuestro propio pie, llamemos a los servicios de emergencia, ya que así se activará el “Código Ictus” y se enviará una ambulancia con equipo especializado en ictus en tiempo récord.

Mientras se espera la ambulancia, será importante acomodar al enfermo, aflojarle la ropa y dejar espacio para que respire. Seguidamente, deberemos colocarlo de lado con la cabeza levantada para evitar ahogamientos.

Si precisáis de mayor información acerca de salud os recomendamos seguir los artículos de nuestro blog y os invitamos a consultar nuestras unidades terapéuticas y poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Pere Gascon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *