propiedades de los frutos secos

¿Qué fruto seco elegir?

Uno de nuestros mayores quebraderos de cabeza es saber qué podemos comer a media mañana o a media tarde pero evitar picar alimentos ricos en grasas y nada nutritivos. En este caso, una pieza de fruta, unos frutos secos y una infusión son ideales para no sólo matar el hambre, sino aportar a nuestro organismo nutrientes de calidad. Pero, ¿qué fruto seco elegir? ¿Cuáles son sus propiedades?

Los frutos secos son considerados como alimentos proteínicos, con grandes propiedades que benefician la salud, como es la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares o inflamatorias. Además de esto, su alto contenido en fibra y grasas ayudan a aumentar la sensación de saciedad, lo que les hace ideal para esos pequeños tentempiés a lo largo del día. Todos los frutos secos son considerados como proteína saludable, pero cada uno de ellos tienen beneficios únicos.

Frutos secos: beneficios y propiedades

Para que puedas elegir cuál te conviene más, a continuación te mostramos algunos de los los frutos secos más destacados y sus propiedades:

Almendras: Es el fruto secos más conocido y comidos por su alto nivel nutritivo y su gran aporte de grasas beneficiosas (monoinsaturadas y poliinsaturadas). También si se elabora en forma de bebida, su alto contenido en calcio vegetal le hace un buen sustituto de la leche animal.

Avellanas: Son fuente de grasas cardiosaludables, y tienen una acción antiinflamatoria y diurética.

Nueces: Son conocidas por su acción protectora del sistema cardiovascular y de reconstitución intelectual. Lo ideal es comprarlas con cáscara ya que ésta previene la oxidación y mantiene sus propiedades intactas.

Pipas de calabaza: Cuenta con un alto contenido en hierro y ejerce una acción beneficiosa de prevención y mejora de la inflamación.

Pipas de girasol: Poseen grandes cantidades de ácidos grasos monoinsaturados combinados y constituyen un potente antioxidante.

Cacahuetes: Tienen un gran poder saciante al ser ricos en proteínas vegetales e hidratos de carbono de asimilación lenta.

Pistachos: Aunque es un fruto seco muy calórico, es igualmente nutritivo, mejora el estado del sistema cardiovascular y es un alimento antiestrés.

Anacardos: Son muy ricos en proteínas vegetales, en aminoácidos y vitamina B. Por lo tanto, ayudan a reducir el colesterol, y a resistir los ataques de hambre, especialmente cuando nuestro deseo es ingerir hidratos de carbono.

¿Cuáles elegir, qué cantidad comer y cuándo?

-> Opta por frutos secos sin sal y sin condimentos para evitar la retención de líquidos y el riesgo de padecer hipertensión. Mejor lo natural, que conserva todas las propiedades.

-> Con un puñadito al día será suficiente.

-> Cómelos entre horas porque sus proteínas proporcionan una fuente de energía más duradera y sacia las ganas de hidratos de carbono.

-> Ten en cuenta las posibles alergias.

Para más información o para conseguir una buena alimentación, no dudes en solicitar cita con los especialistas del área de nutrición y endocrinología integrativa.

Dr. Pere Gascon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *