evitar intoxicaciones alimentarias

Evita las intoxicaciones alimentarias este verano

Durante el verano, las altas temperaturas también son capaces de afectar a los alimentos. Por ello debes estar prevenido y conocer los síntomas de intoxicación alimentaria. Se deben a enfermedades causadas por la proliferación de gérmenes patógenos. También existe la posibilidad de que los gérmenes, aún en escasa cantidad, produzcan toxinas que serían las causantes de la enfermedad.

A continuación te explicamos algunas particularidades de estas intoxicaciones.

Por qué suceden las intoxicaciones alimentarias

Se deben a procesos inadecuados en la preparación, manipulación o conservación de los alimentos, sumados al calor que favorece la proliferación de microorganismos. También es un agente común el agua contaminada, utilizada en las preparaciones.

Determinados ingredientes son de mayor riesgo por la facilidad con la que se contaminan o descomponen, tales como huevos, lácteos, mayonesa, mariscos y pescados crudos, carnes y vegetales.

Los gérmenes más frecuentemente involucrados son shiguellas, salmonellas, escherichia coli, campilobacter y algunos virus. La enfermedad se debe a su proliferación, que produce una infección intestinal.

Las toxinas involucradas pueden ser provenientes de pescados descompuestos y de contaminaciones con hongos, listeria monocitógena, vibrio cólera, clostridio botulínico y estafilococo aúreo. En estos casos el cuadro clínico puede presentarse en otros órganos además del intestino.

¿Cómo evitar la intoxicación alimentaria?

La prevención de estas intoxicaciones se basa en la escrupulosa higiene de todo lo relacionado con los alimentos.

Lávate muy bien las manos con jabón y cepillando las uñas.

– Utiliza solamente agua potable.

Mantén los utensilios muy limpios. Evita usar las mismas tablas y cuchillos para alimentos crudos y cocidos.

Cocina muy bien los huevos, mariscos, carnes y pescados; calienta al vapor por un buen rato los embutidos.

– Los mariscos, verduras, vegetales y frutas debes lavarlos con abundante agua de chorro. Luego debes remojarlos en agua con vinagre durante una hora.

Refrigera todos los alimentos hasta el momento que vayan a servirse.

– Descarta cualquier comida que tenga olor o aspecto extraño, o que suelte líquidos inusuales.

– Descarta lo que venga con el paquete roto o las latas abombadas o abolladas.

– Los productos lácteos y zumos deben ser pasteurizados.

– Tienes que tener cuidado con los buffets o comidas informales en los que se exponen los alimentos a temperatura ambiente por largo rato. Además, estas comidas son manipuladas por muchos comensales sin control.

– El hielo debe ser de agua potable.

Intoxicaciones más comunes y relación estival

La intoxicaciones más frecuentes son por salmonella, presente en los huevos y escherichia coli en verduras mal lavadas y agua no potable. También la listeria se encuentra en lácteos y embutidos. Los alimentos crudos o poco cocinados tienen riesgo de contaminación por campylobacter.

Síntomas de una intoxicación alimentaria

El cuadro clínico se presenta unas horas después de la ingesta y suele ser una diarrea con o sin sangre, acompañada de mareos, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, calambres abdominales y fiebre. Puede cursar con deshidratación.

En caso de intoxicación por una toxina, el cuadro depende de esta. Se puede presentar un cuadro de visión borrosa o doble, dificultad para hablar y respirar, debilidad muscular, falta de coordinación, hormigueos o convulsiones con la listeriosis o la toxina botulínica. Dependiendo del germen causal puede haber deshidratación por diarrea severa, como en el caso de los estafilococos o vibrio cólera.

Cómo actuar ante una intoxicación alimentaria

Estas intoxicaciones suelen presentarse en grupos, que son las personas que han consumido los alimentos contaminados. Esto sucede cuando no se han observado las precauciones para evitar la intoxicación alimentaria.

El cuadro clínico es grave cuando existe diarrea severa, vómitos y deshidratación, o hay síntomas más allá del cuadro digestivo. Especial cuidado merecen los adultos mayores, niños, embarazadas o personas con enfermedades subyacentes como diabetes. En todas las situaciones anteriores se debe acudir a urgencias.

La mejor manera de cuidarnos de los síntomas de intoxicación alimentaria y sus consecuencias es mantener la higiene de los alimentos, especialmente en verano.

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Latest posts by Dr. Pere Gascon (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *