esterilidad

Esterilidad: ¿Es lo mismo que Infertilidad?

La palabra estéril ha sufrido de una cierta connotación negativa desde antaño, puesto que se dice que un terreno estéril es aquél que no da fruto, o que algo estéril, es algo que no tiene aprovechamiento o es fútil. Debido a esto, y la presión por no serlo por diversos motivos, muchas personas han vivido angustiadas por esta condición, por lo que cada mes de junio se celebra el Mes Mundial de la Esterilidad para darle visibilidad.

El Dr. Pere Gascón nos explica en la Unidad de Urología y Sexología Integrativa, qué es la esterilidad, si es lo mismo que la infertilidad, cuáles son sus causas y síntomas, cómo es su diagnóstico, y si existe prevención y solución para ella.

¿Qué es la esterilidad y cuáles son sus síntomas?

Se define la esterilidad como la incapacidad de un organismo para reproducirse, tener descendencia. Esta situación suele considerarse tras haber pasado un año de mantener relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos y no haber tenido éxito en la concepción. Más allá del hecho de no poder concebir, la esterilidad no muestra otro síntomas.

¿Son lo mismo la esterilidad y la infertilidad?

Aunque a nivel general se suele confundir ambos términos e incluso la RAE los incluye como sinónimos, lo cierto es que ambas aluden a la incapacidad de concebir, pero por diversas causas, o mejor dicho, en distintos estados de la concepción.

La esterilidad hace referencia a la incapacidad para que se produzca la fecundación del óvulo o se llevo a cabo correctamente el desarrollo del cigoto.

Por otra parte, la infertilidad es la imposibilidad de concebir, pero debido a que la gestación se ve interrumpida y no se consigue llegar al momento del nacimiento o que el bebé, pese al nacimiento, sobreviva.

La infertilidad puede ser primaria o secundaria. La primaria es aquella en que nunca ha sido posible que el embarazo evolucione y se desarrolle normalmente, y la secundaria, en que se consiguen gestaciones normales pero se producen abortos.

¿Cuáles son las principales causas de la esterilidad?

Se considera que existen porcentajes relativamente definidos en cuánto a la causa de la esterilidad. En un 65% la esterilidad estaría relacionada con problemas de la mujer, en un 25% en problemas del hombre, en un 10% por incompatibilidad de la mucosa y el semen y en un 15% sin causa aparente, pero que puede ser externa como el estrés.

Teniendo en cuenta esto, pasamos a detallar las posibles causas según su origen.

Origen femenino

En la mujer la esterilidad puede venir provocada por trastornos de la ovulación, en el útero o el cérvix, daño o bloqueo de las trompas de Falopio, endometriosis, insuficiencia ovárica (menopausia temprana) o cáncer y sus tratamientos.

Origen masculino

En el caso de los hombres, la esterilidad puede ser producida por alteraciones testiculares, problemas prostáticos, obstrucción de los conductos del esperma, problemas de cantidad o calidad del esperma, casos de eyaculación precoz o erección.

Además, en ambos sexos pueden existir factores de riesgo, sobretodo relacionados con los hábitos de vida, como la edad, contar con sobrepeso o bajo peso, fumar, tomar alcohol o drogas, tener exposición a toxinas o sufrir grandes niveles de estrés.

Es muy infrecuente que una persona sea totalmente estéril, únicamente produciéndose esto en casos de menopausia, fallos ováricos severos o  azoospermia (falta total de espermatozoides).

¿Cómo son su diagnóstico, prevención y tratamiento?

Aunque la esterilidad es una situación difícil de prevenir, tener en cuenta sus posibles causas y contar con métodos anticonceptivos antes de considerar la concepción es importante para evitar posibles ETS.

En el caso de los hombres, además, es importante la vacunación contra las paperas (triplevírica).

En lo referente a su diagnóstico, más allá de tener una entrevista con la pareja se podrán llevar a cabo las siguientes pruebas:

  • Espermiograma.
  • Estudio de la temperatura basal.
  • Análisis hormonales.
  • Ecografías transvaginales.
  • Laparoscopia del abdomen y la pelvis.
  • Radiografías del útero y las trompas de Falopio.
  • Pruebas postcoitales.
  • Biopsia del endometrio.

Finalmente, el tratamiento de la esterilidad puede realizarse mediante técnicas de reproducción asistida o, desde el punto de vista de la medicina integrativa, abordando el problema que puede originarlo y actuando por ejemplo a reducir el estrés, mejorar la relación de la pareja o sus hábitos.

Si precisáis de mayor información acerca de este u otros temas o servicios, os invitamos a poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Pere Gascon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *