el efecto del costo hundido

El efecto del costo hundido

¿Te es familiar la situación de seguir luchando por un proyecto o una relación por el tiempo o dinero que has invertido en ello? Esto tiene que ver con el efecto del costo hundido y cómo este influye en nuestra toma de decisiones y, sobre todo, en el bienestar y ánimo.

Se conoce como “costo hundido” al gasto que se tuvo en el pasado y que ya no se puede recuperar. Aunque este término va ligado normalmente a lo económico, también se refiere al tiempo, e incluso a la salud emocional o física, invertido en algo. Por eso, su efecto es inevitable en la toma de decisiones. Pongamos varios ejemplos en distintas situaciones de la vida en la que podemos caer en el costo hundido:

– Mi trabajo me quita mucho tiempo de mi vida pero la empresa está pasando un mal momento y no puedo buscar otras oportunidades, llevo 8 años con ellos.

– El proyecto en el que tanto confíe no consigue arrancar, y he invertido 6.000 € así que no puedo dejarlo todavía.

– No soy feliz en mi relación, cada vez estamos más distanciados, pero llevamos 10 años y me siento incapaz de acabar así.

La irracionalidad

Como seres humanos que somos, la irracionalidad forma parte de nuestra vida. Por eso, abandonar un proyecto, pareja o trabajo en el que hemos invertido tiempo, recursos o dinero significa asumir que hemos perdido y fracasado. Y como no queremos aceptarlo, preferimos vivir con una venda en los ojos y que el comportamiento irracional nos inunde, nos negamos a fracasar o creamos falsos pensamientos optimistas.

Actuar así es parte de la naturaleza del ser humano y, por eso, nos influyen los costos hundidos. El problema viene en la consecuencias que esto trae: decisiones erróneas, infelicidad, estrés, ansiedad o bloqueo.

Cómo superar el costo hundido

– Aprender a detectar cuando se está siendo irracional y actuar de una manera beneficiosa.

– Aunque el pasado pese, debemos continuar y vivir el presente.

– Buscar el lado positivo pensando que todas las etapas de la vida nos aportan conocimiento y experiencia. Así forjaremos mejor los pasos que demos hoy.

– Hablar sobre el tema con alguien de confianza puede aportar una visión más alejada y racional.

– Pensar en las oportunidades que se puede abrir tras el cierre de una etapa y no en el sentimiento de fracaso. Podrás dedicar más tiempo a crear momentos o proyectos mejores.

La meditación para el efecto del costo hundido

Ciertas terapias como la meditación nos ayudan a enfocar la mente en el tiempo presente. Esto reduce los sentimientos negativos producidos por el costo hundido, lo que ayuda a reducir y gestionar mejor las emociones, aumentando así nuestro bienestar, alejando la información negativa y aportando claridad.

Dejar a un lado preocupaciones o responsabilidades auto impuestas, aceptar los errores, asumirlos y pasar página, es la mejor forma de mejorar nuestra salud mental y física. El presente es maravilloso, el futuro está lleno de nuevas experiencias.

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *