dolor crónico tratar

El dolor crónico, ¿se puede tratar?

El dolor es una señal del sistema nervioso de que algo puede estar mal. Es una sensación desagradable, focalizada en una zona del cuerpo o bien de forma generalizada. ¿Qué ocurre cuando este se prologa en el tiempo?

Cada persona aprende sobre el dolor a través de su propia experiencia y, en función de su intensidad y duración, afecta a la calidad de vida, al trabajo, a las relaciones y al estado mental. Por eso, es necesario conocer su comportamiento y, sobre todo, no aguantarlo. El dolor puede tener fin o, por lo menos, conseguir una buena calidad de vida y sin pasarlo mal.

Un dolor agudo que aparece de modo repentino representa una señal de alarma de que el equilibrio natural de nuestro organismo se está alterando. A diferencia del dolor aguado, el dolor crónico es aquel que se prologan más allá del tiempo, en periodos continuos de dolor que superan los 3 o 6 meses, que no suele responder a algunos tratamientos y produce trastornos psicológicos o físicos como estrés, ansiedad, depresión, cansancio extremo, etc.

La Sociedad Española del Dolor (SED) estima que entre el 40% y el 80% de las consultas médicas están relacionadas con el dolor, siendo la causa más frecuente por la que se acude al médico. Además, el 35% de estos pacientes llevan viviendo con dolor durante años, ya sea en la espalda, las articulaciones, la cabeza…

Uno de los errores más frecuentes es creer que el dolor se genera en los tejidos donde se produce la agresión aunque, en realidad, el dolor surge del cerebro. Éste recibe las señales de la zona afectada en décimas de segundo, pasa a interpretarlas y genera el dolor. Este mecanismo ocurre de la siguiente manera:

1. Los tejidos afectados liberan químicos que activan la sensación del dolor.

2. Esta señal viaja a través de las terminaciones nerviosas harta la médula espinal.

3. Se activan los nervios raquídeos que llevan la señal al cerebro.

4. El cerebro percibe las señales e inicia reacciones.

Por eso, cuando nos encontramos ante un cuadro de dolor crónico, es frecuente que los fármacos ayuden en su tratamiento, pero a menudo solo lo hacen por un tiempo limitado. Por tanto, el tratamiento del dolor crónico debe ir más allá, apoyándose en técnicas dirigidas a controlar y gestionar las emociones y estados de ánimo, puesto que son los impulsos nerviosos los que activan e intensifican los dolores crónicos.

El bienestar emocional, una correcta alimentación y el estilo de vida puede suponer una gran diferencia en pacientes con dolor crónico, entrenando su percepción y recuperando su calidad de vida.

Si sufres dolor, sea agudo, constante, diario o frecuente, no estás solo. Pide cita en nuestra Unidad del Dolor, estudiaremos tu caso para devolver el equilibrio al organismo. Disponemos de la última tecnología médica no invasiva, como puede ser la magnetoterapia Seqex, así como de terapias integrales y tratamiento para mejorar tu salud, bienestar y calidad de vida.

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *