drenaje linfatico

Drenaje linfático y estrés: Cómo puede ayudarte

El drenaje linfático puede ser de gran ayuda para el tratamiento del estrés y la ansiedad, cada vez con más incidencia y frecuencia en la población debido a nuestro estilo de vida.

 Aunque existen múltiples tratamientos y terapias efectivas para tratar estos problemas, el Dr. Pere Gascón nos explica en nuestra unidad de medicina integrativa y salud integral cómo puede ayudar este tipo de tratamiento a estas patologías.

¿Qué es el drenaje linfático?

El drenaje linfático es una terapia manual que consiste en realizar sobre la piel un masaje de movimientos lentos, muy suaves y con ritmo y armonía, que realizados en la correcta dirección, siguiendo la corriente de los conductos linfáticos, estimula su drenaje y ayuda a la limpieza de las zonas que pudiesen estar congestionadas.

Esta congestión se basa en la acumulación de líquido, por lo que el drenaje linfático estimula la circulación del mismo. Además, este masaje ayuda al paciente a tranquilizarse y relajarse, así como disminuir sus dolores o afectaciones.

La liberación de la presión de las terminaciones nerviosas y con ello la limpieza de sustancias tóxicas en los tejidos ayudará al paciente en el tratamiento de  patologías como el estrés, el acné, el estreñimiento etc.

¿A qué es debido el estrés?

El estrés es una patología con incidencia tanto a nivel físico como a nivel emocional y mental, por lo que así mismo, sus causas son diversas y pueden corresponder a una una variable.

Falta de sueño, malas posturas, una mala alimentación, problemas personales de diferente naturaleza, falta de rutina pueden ser desencadenantes y factores de mayor probabilidad de sufrir estrés.

En los momentos de estrés se segregan grandes cantidades de las denominadas «hormonas del estrés», en concreto, la adrenalina y el cortisol que en un exceso pueden ser perjudiciales y que debemos expulsar.

¿En qué patologías puede desembocar el estrés?

El estrés además, puede causar otras patologías secundarias como agotamiento, hipertensión, úlceras, pérdida de peso, descenso de testosterona y menstruaciones irregulares, declive del sistema inmunitario, enfermedades neurológicas y depresión, trastornos del sueño, adicciones e intestino irritable.

¿Cómo trabaja el drenaje linfático el estrés?

La acción del DLM o Drenaje linfático manual actúa directamente en el sistema nervioso, por lo que ayuda a inhibir los estímulos dolorosos.

El drenaje linfático, gracias al ritmo lento, repetitivo y con movimientos lentos, tiene un efecto sedante y relajante a nivel emocional, pero también activa el sistema de limpieza del cuerpo.

Este tratamiento manual puede ser un ideal complemento de otras terapias o valerse también del uso de la reflexología podal y los masajes.

En las sesiones de drenaje linfático no es necesario el uso de lubricantes, pero se pueden utilizar polvos de talco o gotas de aceite esencial para mejorar el contacto, y también hacerse de la ayuda de estas esencias para utilizar sus propiedades tranquilizadoras.

La duración de la sesiones dependerá directamente de la gravedad del caso y de la relación de la zona a tratar pero no suelen durar menos de una hora ni más de hora y media.

¿Crees que el drenaje linfático podría serte de ayuda? Si necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros.

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *