donación de sangre

Donación de sangre: Beneficios para todos

La donación de sangre es un acto desinteresado que muchas personas realizan a lo largo de su vida en las continuas campañas de captación de donantes, por ello, cada 14 de junio se celebra el  Día Mundial del Donante de Sangre.

La donación de sangre es muy importante para el sistema de salud, no solo para las personas que reciben estas transfusiones, si no que también se han detectado beneficios para la salud del donante.

El Dr. Pere Gascón nos explica, en la Unidad de Medicina Integrativa y Salud Integral, por qué es importante la donación de sangre, qué funciones cumplen los elementos sanguíneos y qué beneficios tiene este acto para la salud del donante.

¿Por qué es importante la donación de sangre?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año se recogen alrededor del mundo más de 112,5 millones de unidades de sangre. Las transfusiones de sangre son un regalo, el regalo de donar vida, ya que esta forma parte no solo de tratamientos para múltiples enfermedades, si no que también es de importancia vital en situaciones de emergencia médica, como pérdidas de sangre por accidentes de tráfico, durante el parto etc. o ante problemas como la anemia por desnutrición o cáncer.

Además, la sangre no solo puede salvar una vida, si no varias, si la sangre se separa en sus diversos componentes, los cuales se pueden utilizar y suministrar de forma individual en pacientes con enfermedades concretas que los precisen.

¿Qué funciones cumplen los elementos sanguíneos?

La sangre es un conjunto de elementos sanguíneos con diversas funciones. El 55% de ésta es plasma, mientras que en ella también encontramos leucocitos (glóbulos blancos), eritrocitos (glóbulos rojos) y plaquetas.

La sangre en su totalidad mantiene líquidos en el organismo y transporta las hormonas secretadas por las diversas glándulas y que actúan en múltiples procesos y funciones reguladoras.

También recoge los residuos del metabolismo celular para que sean eliminados.

Por su parte, el plasma transporta los nutrientes necesarios a todas las células del cuerpo, mientras que los glóbulos rojos, hacen lo mismo con el oxígeno.

Finalmente, las plaquetas favorecen la coagulación y trabajan en el bloqueo de las heridas.

¿Cuáles son los beneficios de la donación de sangre para el donante?

La donación de sangre no solo tiene evidentes beneficios para la persona que recibe la transfusión, si no también para aquella que la hace posible, algunos de los cuales son los siguientes:

  • Contribuye al rejuvenecimiento del cuerpo: Tenemos cerca de 5 litros se sangre, por lo que al donar, el organismo ante esta falta, produce sangre nueva y fresca, con células nuevas que llegan a todos los órganos.
  • La sangre fluye mejor: Al descargar un poco de sangre se produce una mejora en la circulación que evita presiones en los vasos sanguíneos, menos bloqueo arterial y con ello menos probabilidades de ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares.
  • Se equilibran los niveles de hierro: Los humanos contamos con unos 5 gramos de hierro en sangre, del cual perdemos un poco al donar sangre. Tras unos días, este se recupera y se reequilibra su cantidad.
  • Ayuda a incrementar los años de vida: Según la revista Health Psychology, las personas que donan sangre de manera desinteresada tienden a vivir más.
  • Se realiza una mini revisión médica: Al donar sangre se comprueba el peso, pulso, presión, nivel de hemoglobina y presencia de enfermedades como el VIH del donante.

¿Cuáles son los requisitos para donar sangre?

Aunque la sangre se conserva en refrigerio, es necesaria la aportación de donaciones de forma regular, por lo que los requisitos principales para poder contribuir son los siguientes:

  • Ser mayor de 18 y menor de 65 años y pesar más de 50 kg.
  • Contar con niveles normales en presión arterial y el pulso.
  • Acudir en ayunas a la extracción.
  • No padecer enfermedades graves o acudir con procesos infecciosos.
  • No haber viajado a zonas con enfermedades endémicas.
  • Haber esperado un mínimo de 2 meses entre donación y donación (los hombres pueden donar 4 veces al año, mientras que las mujeres solo 3 por la pérdida durante la menstruación).
  • Esperar 6 meses tras la realización de un piercing o tatuaje.
  • No donar durante el embarazo ni la lactancia.

Si precisáis de mayor información os invitamos a poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Pere Gascon
Últimas entradas de Dr. Pere Gascon (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *