Dolor abdominal

dolor-abdominal

El dolor abdominal es, tanto en adultos como en niños, un motivo de consulta frecuente. En la mayoría de las ocasiones, se trata de un dolor que aparece de forma repentina (dolor abdominal agudo), pero en otras, el dolor se mantiene durante más tiempo y se repite (dolor abdominal crónico).

El dolor abdominal puede surgir como consecuencia de diferentes enfermedades y trastornos en el organismo. Debemos tener en cuenta que, aunque la mayoría de los casos lo asociamos a problemas estomacales, no todos los casos son originados por esta causa. Bien es cierto que el dolor abdominal puede originarse por una indigestión, pero cuando se trata de un dolor frecuente (con duración de más de un mes) e intenso, puede estar avisando de un problema mayor, ya sea relacionado con el apéndice, el páncreas, los riñones o los intestinos. En caso de dolor abdominal recurrente es muy importante acudir al médico.

¿Qué tipo de dolor abdominal?*

El dolor puede presentarse:

  • Dolor generalizado en gran parte del abdomen.
  • Dolor localizado en sólo una zona del abdomen.
  • Dolor tipo calambre.
  • Dolor tipo cólico que empieza y acaba repentinamente.

* Todo tipo de dolor abdominal, más si es intenso, frecuente, o se tiene otros síntomas como fiebre, vómitos o diarrea, debe ser valorado por un especialista.

La mayor parte de los dolores están relacionados con causas inofensivas como es una digestión pesada, gases, estrés o una mala alimentación. Este tipo de dolor abdominal leve puede ser prevenido llevando hábitos como:

  • Beber mucho líquidos todos los días.
  • Comer con tranquilidad, menor cantidad y mayor frecuencia.
  • Hacer ejercicio de forma regular.
  • Limitar alimentos y bebidas que producen gases.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, dado su gran aporte en fibra y demás nutrientes.

Para poder realizar un diagnóstico correcto y determinar la causa exacta del dolor abdominal, es muy importante realizar un diagnóstico personalizado que identifique la causa y el tratamiento a llevar a cabo.

En nuestra Unidad de Neuro-gastroenterología integrativa, realizamos una evaluación diagnóstica integrativa aportando soluciones satisfactorias, eficaces y permanentes, basadas en el conocimiento y análisis de todos los aspectos que favorecen o perpetúan la disfunción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *