dislexia

Dislexia: ¿Por qué se produce y cómo afrontar este transtorno?

La dislexia es un trastorno que afecta a entre el 10 y el 15% de la población mundial. Con motivo del Día Internacional de la Dislexia, que se celebra cada día 8 de noviembre, la Dra. Marta González-Corró nos explica, en la Unidad de Psiconeuroinmunoendocrinología (PNIE) de Clínica Omega Zeta, experta en medicina integrativa en Barcelona, qué es y qué causa la dislexia, cuáles son sus síntomas y efectos y cómo abordar estos casos.

¿Qué es la dislexia y por qué se produce?

La dislexia (dis-, oposición, disconformidad, y -lexia, referente al vocabulario), es un trastorno del aprendizaje que consiste en presentar dificultad para leer a causa de problemas para distinguir los sonidos del habla y relacionarlos con las letras y las palabras (errores de decodificación).

Es un trastorno en las zonas del cerebro que procesan el lenguaje y no se trata de una discapacidad mental, ni tampoco de un problema visual.

Al parecer, tiene una tendencia hereditaria, ya que se la asocia a genes que afectan a la forma en que el cerebro procesa el lenguaje.

Algunos factores de riesgo para presentar dislexia son, además, antecedentes familiares de problemas de aprendizaje, nacimiento prematuro o bajo peso al nacer y exposición a nicotina, drogas o alcohol durante el embarazo que pudieran alterar el desarrollo cerebral del feto.

¿Cuáles son los síntomas de la dislexia?

En muchas ocasiones, la dislexia puede pasar desapercibida hasta la adultez. Aunque en cada etapa de la vida puede manifestarse de una manera más específica, pasamos a detallar algunos rasgos generales de la dislexia:

  • – Se da un aprendizaje lento.
  • – Confusión de palabras parecidas.
  • – Problemas para recordar palabras, nombres, canciones.
  • – Ritmo de lectura por debajo de la media y baja comprensión lectora.
  • – Dificultad para deletrear y seguir secuencias.
  • – Lectura y escritura dificultosa. Evitación de leer.
  • – Mala pronunciación.
  • – Problemas para entender expresiones o frases hechas.
  • – Dificultad para resumir y resolver problemas matemáticos.
  • – Omisión, sustitución o inversión de palabras o letras.
  • – Saltar o leer dos veces la misma línea.
  • – Mucha dificultad para iniciarse en un idioma extranjero.

¿Qué efectos puede producir la dislexia?

Las personas disléxicas pueden no ser conscientes de su problema y hacer su vida de forma normal, sin embargo, pueden tener algunas dificultades en el desempeño de su día a día que pueden desembocar en fracaso escolar, problemas sociales (baja autoestima, ansiedad, problemas conductuales, aislamiento) y consecuencias socioeconómicas en la etapa adulta.

¿Cómo se deben abordar los casos de dislexia?

En primer lugar, es fundamental un diagnóstico temprano de la dislexia para actuar lo antes posible. Su diagnóstico podrá realizarse mediante el estudio de su historia clínica, su expediente académico, la vida en el hogar, la realización de cuestionarios, pruebas de lectura, análisis psicológicos, e incluso pruebas de visión, audición y neurológicas.

Aunque la dislexia no tiene cura, sí es posible determinar las necesidades específicas del afectado y promover tratamientos dirigidos, como técnicas educativas, apoyo psicológico y hábitos cotidianos (como el fomento de la lectura).

Si precisáis de mayor información, os invitamos a seguir los artículos de nuestro blog, consultar nuestras unidades terapéuticas, o poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Marta González
Últimas entradas de Dra. Marta González (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *