dependencia emocional

Dependencia emocional, ¿te está pasando a ti?

La dependencia emocional es un condición compleja que aparece y se mantiene por diversos factores. Detrás de ella suele estar el miedo y la ansiedad, lo que influye en la calidad de vida y el bienestar de quien lo padece. Conozcamos más acerca de esto.

La dependencia emocional surge en el núcleo de muchas relaciones y acaba afectando a todos los miembros que las conforman. Pese a que es más conocida la dependencia emocional de la pareja, también puede ser hacia la familia, un hijo, el juego, el dinero, el trabajo… Por así decirlo, puede ser una dependencia hacia una persona, objeto o situación. Esta se origina en base a una baja autoestima o, en otras ocasiones, a la necesidad de control.

 

Síntomas de la dependencia emocional

Identificar la dependencia emocional es el primer paso para acabar con esta condición y con aquellos síntomas que la caracterizan:

– Episodios de ansiedad o depresión. Esto sucede cuando se cree que el vínculo con la persona se rompe o se debilita.

– Baja autoestima. En especial, se repite el pensamiento de “no me lo merezco”.

– Cambios bruscos de estado de ánimo.

– Miedo al cambio. Se cree que la vida acabará sin esa persona u objeto.

– Incapacidad para poner límites.

– Incapacidad para decir no.

– Idealización excesiva de la otra persona.

– Necesidad de cercanía, recurriendo a llamadas de atención para no estar sin el otro.

– Necesidad de agradar.

– Miedo a la soledad.

– Inseguridad. Se está en un estado de alerta constante.

Estos síntomas nos indican que la quien padece dependencia emocional, sin duda, sufre mucho. De ahí la necesidad de cambiar.

 

Tipos de dependencia emocional

En cualquier tipo de dependencia, la persona intenta cubrir de esta forma, al volcarse en otra persona o actividad, otros vacíos que tiene dentro de sí misma. Pero en vez de afrontarlos, desvía su foco de atención otro que cree mejor. Las dependencias emocionales más frecuentes son:

1. Dependencia emocional de la pareja. Es tan frecuente como nociva. Aparece por la creencia de que la pareja protege y otorga sentido a la vida, desarrollando un gran apego hacia la persona y convirtiendo la pareja en el eje principal de su propia vida. El dependiente, al cabo del tiempo, acaba desarrollando comportamientos nocivos como los celos o la sumisión.

2. Dependencia emocional de la familia. Generalmente corresponde a estructuras familiares en donde los padres sufren de estados de ansiedad y lo transmiten a sus hijos. Esto provoca un excesivo temor frente a lo externo y ver el seno familiar como el único refugio. La consecuencia de esto son personas con poca o nula confianza en sí mismas e incapacidad para ser independientes y enfrentarse a cambios.

 

Claves para superar la dependencia emocional

La dependencia emocional, como hemos visto, se transforma en miedo y ansiedad. Por eso, hay que enfrentarla y superarla. Para ello, podemos:

Reconocer la dependencia. Es el primer paso. Para ayudar, se puede hacer un listado con las cosas que se hacen por amor o cariño, y las que se hacen por uno mismo, y de las cosas que perjudican.

Manejar las emociones. Esto se puede hacer, entre otras, mediante en desarrollo de la inteligencia emocional.

Afrontar la soledad. Buscar planes donde esté uno solo, que apetezcan y que aporten.

Reforzar la autoestima. Auto-evaluarse y conocer quién de verdad uno es.

Vencer el miedo. Considerarlo como la emoción que es y saber darle su espacio.

 

Si quieres profundizar en este tema y saber cómo alejarte de la dependencia emocional y que deje de ser una fuente de malestar, pide ayuda. En Clínica Omega Zeta, clínica de Medicina Integrativa en Barcelona, ponemos a tu disposición nuestra Unidad de Psicología Integrativa. ¡Contáctanos!

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Latest posts by Dr. Pere Gascon (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *