¿Cómo mantener la calma?

mantener-la-calma-300x187Saber cómo mantener la calma es fundamental para enfrentarnos cada día de forma adecuada a las situaciones de presión, estrés o incluso a la reacción que otros tienen. Existen momentos en los que esto no resulta sencillo, y algunas situaciones pueden llevarlos al límite y afectarnos, pero con estas pautas lograrás tener la mente en calma en cualquier situación.

Es curioso como nuestro ritmo de vida muchas veces nos impide pararnos a pensar en la gran cantidad de estrés a la que estamos expuestos. Sólo en determinados momentos, o ante alguna situación, somos conscientes de ello. En ocasiones esto ya sucede cuando nuestros cuerpo ha manifestado alteraciones producidas por esta tensión o cuando tenemos la sensación de que ya no podemos más. No es de extrañar por tanto que, tanto nosotros como cualquier persona, podamos llegar a descargar debido al más mínimo detalle todo lo acumulado sobre alguien que no tiene la culpa. Ante eso, sólo nos queda una opción: aprender a observar y a manejar la situación para sentirnos en calma. Y no sólo nos referimos a estos momentos de tensión, sino al no parar de pensar de nuestra cabeza, o a los momentos de inquietud interior.

Pautas para mantener la calma

  1. Identifica las señales. Para manejar el estrés es preciso evitar que este se acumule. Escucha las señales de tu cuerpo: cansancio, insomnio, falta de apetito, inquietud, estado de alerta…
  2. Respira. Concéntrate en tu respiración procurando que sea más profunda calmada. Haz una inspiración profunda, aguanta el aire unos 5 segundos y expúlsalo lentamente. Puedes conocer otros ejercicios de respiración en este post.
  3. Cambia tu pensamiento. Cambia tu atención hacia otra cosa. Busca un lugar tranquilo, piensa en algo agradable, escucha música.
  4. Haz ejercicio. Sal a caminar, a correr o a practicar tu actividad favorita. La actividad física equilibra las emociones y ayuda a eliminar la tensión.
  5. Tómate tu tiempo. No esperes resolver la situación al momento. Reflexiona, relájate y después, actúa.
  6. Piensa en lo que comes. Ante momentos de estrés o tensión son muchos los que se refugian en la comida, especialmente en alimentos dulces o con muchas grasas. Piensa que con eso, no estás haciéndole bien a tu cuerpo. Prueba a tomar frutos secos, chocolate puro, frutas ricas en vitamina C, proteínas. También es buena idea aprovecha y tomarse una infusión relajante.
  7. Analiza la situación. Hazlo de forma racional, sin juicios, sin culparte.
  8. Piensa en opciones. Plantéate cómo puedes mejorar esa situación o cómo puedes cambiarla. Si algo no te gusta o te hace sentir mal, ¿por qué seguir con ello?
  9. Medita. El Mindfulness es una poderosa herramienta para encontrar la calma interior mediante la observación plena.
  10. Siéntete feliz. Cuando te enfrentas a la situación, cuando llegas a la paz interior, todo se ve de forma diferente. Sonríe y piensa lo bien que lo has hecho, y en lo que puedes seguir mejorando.

Comienza un cambio y encuentra la calma interior. Te esperamos en nuestros Programas de Mindfulness para que puedas lograrlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *