enfocarse en lo importante

Cómo enfocarnos en lo importante

Viviendo en la era de los “no tengo tiempo”, seguro que más de una vez has pronunciado esta frase pero, ¿es cierto? ¿o es que acaso te estás centrando en tareas que no aportan nada?

Si cada día apuntásemos todo lo que realizamos, y lo analizásemos transcurridos unos días, quizá llegaríamos a la conclusión que nos pasamos el día apagando fuegos, ya sea en casa o en el trabajo, mientras la vida pasa. Estas tareas no necesariamente aporta nada a la vida, ni siquiera hacer felices o ayudan a cumplir metas. Son ese tipo de tareas que restan energía y relevan a otros niveles las prioridades personales que tenemos. ¿Te está sucediendo?

El problema de base en estos casos, en los que se llega corriendo a todo, es que no se sabe aplicar prioridades de forma correcta y gestionar el tiempo para dedicarlo a alguien muy importante: tú, tu cuerpo, tu salud, y a esas actividades o personas que incrementan tu bienestar, como la familia o los amigos. Por eso, es necesario saber diferenciar entre lo importante y lo urgente, tan confundidos uno y otro, y una buena forma es a través de métodos de gestión del tiempo.

Lo que estás haciendo o tienes que hacer, ¿es importante o es urgente?

Aunque sus características sean evidentes, es muy fácil confundirlos por una cuestión básica: el instinto de supervivencia y la prioridad de los estímulos inmediatos frente a aquellos de largo plazo. Es decir, un estimulo externo, como es una llamada o un email, puede hacernos posponer una tarea importante, dejando así a un lado el espacio para el crecimiento personal, para avanzar, para pensar en nosotros, para realizar. Esto es el causante real de nuestros agobios y cansancios.

Lo importante

– Las tareas importantes contribuyen a nuestra visión a largo plazo, a nuestras metas en todos los niveles.

– Se realizan en un estado tranquilo y nos aportan calma y una mente racional.

– Pocas veces son también urgentes.

Lo urgente

– Las tareas urgente exigen una atención inmediata y tienen consecuencias normalmente inmediatas.

– Se realizan en un estado de estrés y nos sitúan en un estado defensivo.

– Pocas veces está relacionada con nuestras prioridad, sino con otros.

Cómo decidir entre lo importante y lo urgente

Entre muchos otros modelos, destaca la Matriz de decisión de Eisenhowe, popularizada por Covey con el fin de ayudar a distinguir y decidir entre una tarea importante y una urgente. Los clasifica en:

1. Importante / Urgente. Son aquellas en las que debemos priorizar nuestro tiempo y atención. Se dividen entre las que se pueden planificar y las que suceden de forma inesperada. Las importantes deben ser gestionadas pronto, y prestar atención a las urgentes que requiera de una atención inmediata (crisis, problemas).

2. Importante / No urgente. Son aquellas a las que deberíamos dedicarles la mayoría de nuestro tiempo, aunque no tengan que ser para un objetivo a corto plazo, porque contribuyen a nuestro desarrollo, felicidad y metas.

3. Urgente / No importante. Son aquellas que requieren nuestra atención inmediata pero no nos ayudan a cumplir nuestros objetivos. Suelen ser ajenas a nuestra voluntad y dependen de las acciones de otros como, por ejemplo, una llamada repentina, una interrupción para contar una historia que no nos interesa, una notificación, un WhatsApp sin importancia…

4. No importante / No urgente. Son las tareas que se consideran como “tiempo muerto”, que ni contribuyen ni hay que hacerlas ahora, sólo son distracciones. Navegar por la red, revisar las redes, ver ropa…

Te animamos a reflexionar sobre el tiempo que concedes a estas 4 clasificaciones y a que, a partir de ahora, siempre que te enfrentes a una tarea te preguntes: ¿es importante o es urgente? ¿estoy destinando más tiempo a lo no importante y no urgente que a lo realmente importante?

Invertir tiempo en tareas de calidad, en ti, en cuidarte, en practicar una actividad que te guste, en tu familia, en aprender, es invertir en bienestar y salud.

¿Necesitas ayuda? Actividades como el Mindfulness, meditación y otras relacionadas con el equilibrio cuerpo-mente pueden ser un gran apoyo y liberación. ¡Consúltanos!

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Latest posts by Dr. Pere Gascon (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *