chia

Chía: ¿Por qué es bueno incluirla en nuestra dieta?

Con la globalización y la capacidad de obtener alimentos de cualquier parte del mundo con facilidad, así como con el ascenso y normalización de ciertos hábitos alimentarios como el veganismo, cada vez introducimos más alimentos nuevos a nuestras dietas, mejorándolas en muchos casos considerablemente. Uno de estos alimentos, para muchos, desconocidos hasta el momento, es la chía.

La Dra. Marta González-Corró, nos explica, en la Unidad de Nutrición Integrativa y Coaching Nutricional de Clínica Omega Zeta, experta en Medicina Integrativa en Barcelona, qué es y de dónde proviene la chía, cuáles son sus propiedades y beneficios para la salud, y cómo podemos integrarla a nuestra dieta.

¿Qué es y de dónde procede la chía?

La chía (Salvia hispanica) es una hierba de la familia de las lamiáceas originaria de Centroamérica. Su consumo y utilización se remonta a las civilizaciones Maya (de hecho su nombre significa en este idioma “Fuerza”) y Azteca, si bien, tras la colonización esta y otras plantas fueron olvidadas, hasta la actualidad, que se ha redescubierto como superalimento y se ha trabajado por revalorizarla.

Aunque se trata de una hierba, su consumo se basa sobretodo en sus semillas, llegándose a denominar “la semilla maravillosa”.

¿Cuáles son sus propiedades?

Se conoce que las semillas de chía son excepcionalmente ricas en carbohidratos, además de contar con excelentes cantidades de fibra, calcio (5 veces más que la leche), proteínas, minerales y vitaminas. Sin embargo, su mayor reconocimiento se debe a que, junto al lino, es una de los vegetales más ricos en ácidos grasos omega 3.

¿Cuáles son los beneficios que aporta la chía a nuestra salud?

Algunos de los beneficios principales de la chía son los siguientes:

– Es muy rica en fibra soluble, que al absorber agua en la digestión produce sensación de saciedad y evita los antojos, por lo que contribuye al mantenimiento y pérdida de peso. Su fibra también contribuye a evitar el estreñimiento.

-Estas semillas pueden retener de 10 a 12 veces su peso en agua, por lo que promueven la hidratación del cuerpo.

-Regula la flora intestinal.

-Mejora la tensión arterial y los niveles de azúcar en sangre. Es muy beneficiosa para controlar posibles problemas cardiovasculares.

-Aporta energía.

-Su capacidad hidratante y anti estreñimiento la convierten en una gran ayuda depurativa.

-Mejora los dolores articulares.

-Es un potente antioxidante que reduce la oxidación celular y retrasa el envejecimiento.

¿Cómo podemos introducir la chía en nuestra dieta?

Si la chía es algo muy nuevo para vosotros y no sabéis muy bien cómo empezar a consumir, no os preocupéis, es muy fácil, además, ¡esta semilla es muy versátil y no cambia el gusto de las comidas!

Maneras de consumir la chía son en el pan con cereales, en zumos, agua con limón, smoothies, yogures (en estos casos las semillas se hinchan y aportan más hidratación y efecto saciante), en sopas, salsas, pasta, hamburguesas vegetales o en ensaladas como cualquier otra semilla.

Si quieres saber más acerca de cómo llevar la alimentación más adecuada para ti o cómo progresar en este aspecto, te recomendamos seguir los artículos de nuestro blog y te invitamos a ponerte en contacto con nosotros sin compromiso. ¡Descubre una nueva alimentación!

Dra. Marta González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *