Calmar el estrés en vacaciones

Parece mentira pero, lo que supone unos días de descanso y desconexión, para muchos se acaban convirtiendo en unos días llenos de estrés. ¿Por qué será?

Resulta que muchos tienen la sensación de pasar de un agotamiento a otro a lo largo del año, sino es el trabajo, son las clases, o la familia; y cuando llegan las vacaciones, dependiendo del destino y plan elegido, tocan los atascos, las discusiones, los excesos… ¡Un no parar!

El estrés en vacaciones se refuerza con el cambio de hábitos que, creamos o no, nos aportan equilibrio durante el año como:

– Diferentes horas de sueño.

– Ambiente distinto al que estamos acostumbrado: temperatura, habitación, ruidos…

– Estado de nerviosismo y ansiedad por querer sacar todo el provecho a los días libres.

– Aumento del consumo de alcohol y las comidas no sanas.

– Pensamiento en el trabajo, las tareas pendientes dejadas a un lado, los problemas de pareja, económicos.

Esto hace que, lógicamente, tengamos los nervios a flor de piel y que a la más mínima podamos saltar y discutir, llorar, atravesar por cuadros de ansiedad…

Ante todo, ¡que no cunda el pánico! Las vacaciones están para disfrutar, para vivirlas, para aprender y seguir adelante, no para quedarnos en lo que ha ocurrido ayer o lo que pasará mañana. Atento porque estas recomendaciones te ayudarán a que estos días no se conviertan en un infierno personal y logres cargar la energía que tanto necesitas.

1. Deja a un lado las pretensiones. No es momento de resolver los problemas familiares o de pareja, ni de querer conocer una ciudad al dedillo en 2 días… Es momento para ti, para los tuyos. Los problemas se resolverán a la vuelta, o cuando llegue el momento oportuno.

2. Toma aire. Si ves que el ambiente se está tensionando, sal a hacer un poco de ejercicio, a dar un paso o, simplemente, dar la vuelta a la manzana para airearte.

3. Fuera descontrol. Excedernos con la comida, la bebida o dormir más de los necesario con la excusa de “estamos de vacaciones” o “tengo que eliminar la tensión acumulada” sólo nos provocará un efecto rebote y otro tipo de fatiga, digestiones pesadas, insomnio…

4. No idealizar. Cada uno vive el descanso y las vacaciones como desea así que no te compares con los demás. Puedes disfrutar de cualquier cosa, incluso de las más pequeñas, créenos.

5. Quema la agenda. Piensa en lo que te apetece hacer y organízalo sí, pero una vez hecho, céntrate en disfrutarlo y no en la siguiente actividad programada. Si eres incapaz, cierra la agenda y deja que fluya.

6. Momentos de calma. Dedícate un rato al día para ti, para estar solo y poner en orden tus pensamientos y emociones. La meditación puede ser tu compañero de viaje.

Estos artículos te serán útiles:

-> “Llévate el Mindfulness de vacaciones”

-> “Aprender a meditar: un ejercicio básico”

Dejar el estrés a un lado es posible. Disfruta de hoy y descansa, te lo mereces.

En Clínica Omega Zeta impulsamos programas de vida saludable para el control de las emociones y el estrés. Consúltanos llamando al 933 682 654.

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *