Ayunar durante dos días podría regenerar el sistema inmunológico

512px-Pyuria

Abstenerse de comer durante un tiempo determinado no sólo tiene como resultado la pérdida de peso sino que parece fomentar la regeneración de los glóbulos blancos, según concluyen los resultados de un estudio de la Universidad de Southern California (EEUU). Durante el proceso, como informa el diario inglés The Independent, los investigadores probaron los efectos del ayuno durante periodos de entre dos y cuatro días tanto en ratones como en seres humanos, y en ambos casos se observó, como consecuencia, un descenso del número de leucocitos en sangre, pero, concretamente en el de los ratones, cada ciclo “provocó un cambio regenerativo” que dio lugar a la aparición de células madre de nuevos glóbulos blancos, renovando así las defensas de los animales, según explica Valter Longo, profesor de Gerontología y Ciencias Biológicas del citado centro norteamericano. De esta manera, “se da el visto bueno a las células madre para seguir adelante y empezar a reproducirse y a reconstruir todo el sistema” inmunológico. “La buena noticia es que el cuerpo se deshizo de las partes del sistema que pudieran estar dañados o viejas, las partes ineficientes, durante el ayuno», añade Longo.

El estudio de la universidad norteamericana muestra también como el ayuno redujo en las pruebas los niveles de la enzima PKA (proteína quinasa A), efecto que potencia la longevidad en organismos simples, así como los niveles de la hormona IGF-1, relacionada con el envejecimiento, la progresión de los tumores y el riesgo de cáncer. Asimismo, un ensayo piloto mostró como que los pacientes de quimioterapia ayunaran durante tres días les protegía contra la toxicidad del tratamiento. “La quimioterapia salva vidas, pero causa también importantes daños colaterales en el sistema inmunológico”, afirma Tanya Dorff, profesora asistente de medicina clínica en la citada universidad californiana, “ y los resultados de este estudio sugieren que el ayuno puede mitigar algunos de los efectos nocivos de este tipo de tratamientos.”

En cualquier caso, los resultados del estudio no son definitivos y los especialistas están realizando más investigaciones para comprobar su validez, pero sin duda constituyen una puerta abierta a la esperanza para las personas con sistemas inmunológicos debilitados, tales como ancianos o enfermos de cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *