autoconciencia y respiración

Autoconciencia a través de la respiración: ejercicios para alcanzar el bienestar

La autoconciencia es la habilidad de reconocer y entender nuestros propios estados físicos y emocionales, lo cual nos permite tener autocontrol y poder manejar las emociones y otros estados como el estrés o el miedo. ¿Cómo influye la respiración en ello? ¿Puede ayudarnos a mejorar la autoconciencia?

Respirar es un acto voluntario, consciente y muscular, pero también una actividad involuntaria, inconsciente y psicológica. Pero también respirar es la forma de entender nuestra emociones y las emociones de los demás.

Si nos paramos a observar a otros y a observarnos a nosotros mismos, cada emoción se expresa mediante una respiración distinta. No es la misma respiración aquella que tenemos cuando nos sentimos tristes, que cuando estamos enfadados, alegres, o sentimos deseo.

Además, el acto de respirar está ligado a nuestra postura, siendo diferente la respiración si tenemos algún tipo de tensión o problemas posturales, y limitando por ello el movimiento.

Por tanto, la respiración es un indicador de nuestro estado emocional y de nuestra salud, y un proceso que podemos controlar para mejorar la autoconciencia y el autocuidado. Si somos conscientes de la respiración, nos daremos cuenta de cómo nos sentimos y pasaremos a plantearlos los cambios que necesitamos para mejorar esa situación.

 

Ejercicio de respiración para mejorar el bienestar y autoconciencia

A continuación, te mostramos un sencillo ejercicio de respiración para situaciones en las que necesitemos tranquilizarnos.

– Tomar aire por la nariz, aguantarlo unos momentos y expulsarlo por la boca suavemente, contando hasta cuatro.

– Seguir la regla 4-4-4. 4 tiempos para tomar aire, 4 para aguantarlo y cuatro para expulsarlo.

– A medida que se vaya avanzando en la práctica y en capacidad pulmonar se puede ir aumentando de 4 a 6 tiempos, o incluso a 8.

– Repetir el ejercicio varias veces.

 

Otras técnicas o ejercicios para potenciar la autoconciencia

Existen también otras técnicas que nos ayudan a mejorar la forma de entender nuestra emociones y nuestro cuerpo. Alguna de ellas son:

– Meditación. La meditación o la práctica de Mindfulness nos facilita el concentrarnos de forma consciente en un problema, responder a él y reaccionar.

– Priorizar. Definir qué queremos conseguir y cómo puede mejorar nuestra autoconciencia.

– Observar. A nosotros mismos y a los demás. Si prestamos atención al lenguaje verbal y no verbal, aprenderemos mucho sobre las emociones y las formas que tenemos de exponernos a ellas.

– Preguntar. Es posible que dispongamos de una imagen de nosotros mismos que no coincide con lo que los demás ven. Por eso, es buena idea hablar con nuestro círculo más cercano, con aquellos que queremos, ya que nos desvelaran mucho sobre nuestras debilidades, pero también sobre nuestras fortalezas.

 

Si trabajamos en la autoconciencia, lograremos un mayor control sobre las emociones, lo cual nos hará más libres y más constructivos. Conviértete en tu mejor apoyo y consejero, escúchate a ti mismo y aprende de ti.

Dr. Pere Gascon

Oncólogo y Director Médico at Clínica Omega Zeta
El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.
Dr. Pere Gascon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *