Aumentar las defensas

aumentar-defensas

Existen diversos factores que pueden ocasionar el debilitamiento de nuestro sistema inmunológico y con ello, lo que conocemos como una bajada de defensas. Entre ellos podemos destacar estados emocionales como el estrés o la depresión, el mal o insuficiente descanso por las noches, o la carencia de determinados nutrientes en nuestro organismo. También el debilitamiento puede ser causado por otras enfermedades que deben ser valoradas por un médico. Todo esto hace que nuestro sistema inmunológico le cueste más frenar determinadas enfermedades infecciosas causadas por gérmenes, como los resfriados, la gripe, los herpes…

Por eso hay épocas del año en las que nos sentimos más cansados, desanimados… ¿Cómo aumentar las defensas entonces?

El secreto reside en varios factores clave: mantener un peso saludable, controlar el estrés, dormir lo necesario, seguir una dieta sana y dejar de lado hábitos nocivos como el tabaco, el alcohol y el sedentarismo. En cuanto a la alimentación, debemos centrarnos en el conjunto de la dieta y en aportar las vitaminas y minerales que nuestros organismo necesita. Como bien sabemos, las vitaminas son sustancias esenciales para la salud y, como el organismo no las fabrica, hay que obtenerlas con los alimentos.

  • Vitamina A: melocotón o albaricoques, col, frutos rojos, cítricos.
  • Vitamina C: cítricos, kiwi, piña, tomate, pimientos.
  • Vitamina D: pescado azul, yema del huevo, champiñones.
  • Vitamina E: arroz, pastas integrales, frutos secos, aceite de oliva.

Además de todo lo explicado anteriormente, es muy importante cuidar nuestro sistema digestivo y seguir una dieta rica en frutas y verduras. Podéis conocer las de la temporada de invierno haciendo clic aquí.

Recuerda que, ante cualquier duda o consulta, nuestros profesionales médicos están a tu disposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *