anorgasmia

Anorgasmia: ¿Por qué sucede y qué hacer ante ella?


Muchos factores pueden hacer que la vida sexual de una pareja o individuo se vea afectada, y con ello otros aspectos como la autoestima o las relaciones interpersonales. Uno de estos efectos puede ser la anorgasmia.

El Dr. Pere Gascón nos explica en la Unidad de Urología y Sexualidad Integrativa, qué es y qué no es la anorgasmia, qué tipos existen, a cuántas personas afecta, cuáles son sus posibles causas y cómo puede tratarse esta.

¿Qué es la anorgasmia?

La anorgasmia, como su nombre señala, es la ausencia de orgasmo, la incapacidad de llegar a éste y la inhibición de la sensación de placer, a pesar de existir excitación e incluso una eyaculación total o parcial.

¿Qué tipos de anorgasmia existen?

Dependiendo de los antecedentes de la persona afectada a este nivel podremos identificar la anorgasmia primaria y la anorgasmia secundaria.

La anorgasmia primaria es relativa a las personas que nunca han conseguido alcanzar el orgasmo mientras que en la secundaria, también denominada adquirida, existen antecedentes orgásmicos pero no se consiguen actualmente.

También podemos clasificar el tipo de anorgasmia como anorgasmia relativa, anorgasmia situacional o anorgasmia total. La primera se produce solo en actuaciones concretas (por ejemplo, ciertas posiciones), la segunda en situaciones concretas y la tercera en todos los casos.

¿Es lo mismo la esterilidad, la infertilidad, la impotencia y la anorgasmia?

No, son conceptos distintos y pueden no estar relacionados o darse a la vez. Mientras que la esterilidad es la incapacidad de producir un embarazo, la infertilidad es la incapacidad de finalizar esta gestación de manera satisfactoria.

Por otra parte, la impotencia es la incapacidad del hombre para conseguir la erección del pene, mientras que la anorgasmia es la incapacidad de llegar al orgasmo. Esta puede darse a pesar de no haber problemas de impotencia sexual.

¿A cuántas personas afecta la anorgasmia?

Esta es una disfunción predominantemente femenina, y en hombres es un trastorno muy poco frecuente con una prevalencia entre un 0’4% y un 4% del total.

¿Cuáles son los síntomas de la anorgasmia?

El principal síntoma es que, a pesar de existir excitación, no es posible culminar el acto sexual de forma placentera ni liberar la tensión. Asimismo, puede producirse una eyaculación pero no producir ninguna sensación.

Debido a esto, la persona afectada puede sufrir malestar, baja autoestima, irritabilidad y baja calidad en las relaciones interpersonales.

¿Cuáles son las causas de la anorgasmia?

En casi la totalidad de los casos la causas de este problema son  de origen psicológico. Entre algunas de ellas son la depresión, el estrés, el aburrimiento, situaciones traumáticas, fobias, trastorno obsesivo compulsivo o expectativas sobre el rendimiento sexual, entre otras.

Sin embargo, también puede tener su origen en disfunciones físicas y orgánicas como la diabetes avanzada, el consumo de drogas, alcohol o fármacos para el sistema nervioso, lesiones neurológicas y de la médula espinal, alteraciones de las vías seminales y traumas en la pelvis.

¿Cuál es el tratamiento para la anorgasmia?

Debido a que este trastorno puede tener diversas causas, es muy importante en un inicio conocer exactamente qué es lo que puede estar originándolo para así actuar de manera efectiva sobre el foco de origen.

En estos casos es imprescindible la ayuda de un profesional, ya sea de origen físico (será recomendable acudir a un ginecólogo o urólogo) como psicológica. Asistir a un experto de la psicología será recomendable independientemente del tipo de causa que origine este problema para brindar la precisa educación sexual, abordar los posibles problemas de pareja o personales, anteriores como posteriores a esta situación.

Finalmente, normalizar el hecho y hablarlo con otra persona y no obsesionarse será de ayuda para mejorar más rápidamente.

Si precisas de mayor información sobre este problema o sobre nuestros servicios no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

Dr. Pere Gascon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *