Actividad física para cada edad

actividad-fisica-para-cada-edad

La actividad física es necesaria para promocionar la salud, el bienestar y la calidad de vida. Pero esta actividad debe adaptarse en función de la edad, las condiciones de la persona y si se ha realizado previamente ejercicio frecuentemente.

Con el paso del tiempo, reducimos la variedad de actividades físicas. En la infancia y adolescencia no paramos de movernos debido al desarrollo del sistema nervioso, pero en el comienzo de la etapa adulta vamos teniendo cada vez menos tiempo para dedicarle a practicar un deporte o actividad. Por ello, vamos notando una disminución de la fuerza y pérdida de masa muscular que afecta al movimiento, sintiéndonos más torpes y cansados.

Si realizas ejercicio físico es importante que se haga de forma regular y que, con el paso de los años, vayan incorporándose nuevas rutinas reduciendo la intensidad.

En cambio, si no practicas ejercicio regularmente y te has puesto como objetivo hacer alguna actividad, es bueno que comiences poco a poco, incrementando la frecuencia e intensidad, adaptando los ejercicios a tu condición y proponiéndote metas a corto/medio plazo para ver tus avances y no caer en la desmotivación.

Si este año te pones en forma, o retomas el ejercicio, te proponemos una actividad física para cada edad, teniendo en cuenta los tramos de edad establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

  • Jóvenes (5 a 17 años): deportes, juegos, actividades recreativas, educación física en el colegio… Un mínimo de 60 min diarios de ejercicio desarrollará y mejorará las funciones cardiorrespiratorias, musculares y la salud ósea. Además, las actividades o deportes en grupo, ayudarán a la socialización y sentimiento de equipo.
  • Adultos (18 a 64 años): actividades recreativas, deportes, desplazamientos… Es en este periodo cuando dejamos de practicar deporte de forma regular por lo que debemos encontrar una actividad física que nos atraiga y divierta. Puedes desde salir a caminar, ir al trabajo en bicicleta, ejercicios aeróbicos o clases dirigidas como, por ejemplo, el Yoga, el cual ayuda a fortalecer y relajarse. A partir de los 40 años es importante llevar una vida más activa para evitar el envejecimiento prematuro, la osteoporosis (sobre todo en mujeres) y la atrofia muscular.
  • Adultos mayores (más de 65 años): hay que evitar los ejercicios de impacto sobre las articulaciones. En esta etapa nos centraremos en actividades físicas que mejoren el equilibrio y fortalezcan los músculos como el Tai Chi. Recomendamos aquellas actividades con movimientos suaves, salir a caminar todos los días, los estiramientos y una buena alimentación.

Como vemos, el cumplir años no significa que dejemos de practicar actividad física sino todo lo contrario, nos ayudará a sentirnos mejor y evitar problemas de salud.

¡Actívate! Consulta nuestras actividades cuerpo-mente como el Yoga o el Tai Chi, ideales para todas las etapas de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *