vitamina B12 suplementos

Acerca de la vitamina B12, ¿debo suplementarme?

La vitamina B12 es una vitamina hidrosoluble esencial para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Entre sus funciones destacan:

– el mantenimiento del sistema nervioso (preservación de la vaina de la mielina)

– la síntesis de ADN

– una correcta eritropoyesis (síntesis y maduración de glóbulos rojos)

– cooperar en el metabolismo de aminoácidos, grasas e hidratos de carbono.

Unos niveles bajos de vitamina B12 pueden llevar a una anemia perniciosa y a síntomas neurológicos, psiquiátricos, cardiovasculares, gastrointestinales, dermatológicos…

Causas de déficit de B12

– Gastritis atrófica – falla la producción de Factor Intrínseco necesario para la absorción de la B12 en el intestino.

– Enfermedades Autoinmunes – Celiaquía, Tiroidits Hashimoto, Enfermedad de Graves, Diabetes Mellitus tipo 1, Enfermedad de Addison…

– Enfermedad de Crohn

– Hipoclorhidria o Aclorhidria – falta o ausencia de ácido clorhídrico

– Alcoholismo

– SIBO – sobrecrecimiento bacteriano en intestino delgado

– Infecciones – Giardia o Helicobacter Pylori

– Fármacos – inhibidores de la bomba de protones (omeprazol), metformina, colestiramina, neomicina, cochicina, anticonceptivos orales, azatioprina y quimioterapéuticos.

– Edad avanzada debido a la atrofia gástrica

– Población vegetariana o vegana no suplementada

Sintomatología asociada al déficit de B12

– Fatiga, fatiga extrema, amanecer cansado

– Parestesia

– Ansiedad

– Insomnio

– Visión borrosa

– Diarrea

– Dolor en cuello, hombros, cara

– Gastritis

– Ataxia

– Anorexia

– Disfunción neurológica – neuropatía, mielopatía

– Síntomas mentales – irritabilidad, espesor mental, pérdida de memoria, depresión, demencia, psicosis con alucinaciones y paranoia, pérdida del juicio

– Taquicardia, arritmia, aterosclerosis, colapso

– Disfunción eréctil, pérdida de apetito sexual

– Hiposmia, Anosmia

Existe la posibilidad de que en algunos casos graves la sintomatología sea irreversible y permanezcan alteraciones neurológicas post-tratamiento, sobretodo en niños.

Fuentes dietéticas de vitamina B12

Aunque la vitamina B12 es sintetizada activamente por un gran número de bacterias intestinales, el aprovechamiento de ésta es mínimo, ya que la síntesis ocurre en sitios muy distales del lugar de absorción fisiológica de la vitamina, lo que determina que prácticamente en su totalidad sea eliminada por las heces. Además, las bacterias intestinales producen análogos y no formas activas.

Solamente los productos de origen animal son fuente de B12, ya que las frutas, los cereales y las verduras suelen carecer de B12, a menos que estén contaminadas con bacterias. La vitamina B12 se sintetiza gracias a que los animales consumen alimentos contaminados por las bacterias que sintetizan esta vitamina.

En general, la cobalamina no se destruye por la cocción, pero en condiciones alcalinas y en presencia de vitamina C puede perderse cierta cantidad de vitamina cuando ésta se realiza a altas temperaturas. El procesamiento de la leche también puede producir pérdidas considerables de vitaminas.

Análogos de la B12

Son estructuras similares a la B12, pero sin actividad fisiológica. Las algas y productos fermentados contienen análogos de la B12.

– Tienen muy poca afinidad por el factor intrínseco.

– No actúan como B12 activa.

– Pueden falsear la medición de la B12 sérica en una analítica.

Metabolismo de la B12

La absorción, transporte y almacenamiento de la vitamina B12 es un proceso complejo en el que intervienen una serie de proteínas. Las glándulas salivales y la mucosa gástrica secretan unas proteínas denominada cobalofilinas (proteína R o haptocorrinas o proteína de acople), encargadas de fijar a la cobalamina para su transporte a lo largo del tubo digestivo.

En el duodeno el complejo cobalofilina-cobalamina se disocia por la acción de proteasas pancreáticas para que la vitmaina B12 pueda unirse al factor intrínseco (FI). El FI solo se une a la cobalamina y no a sus otras formas activas.

En el íleon terminal se absorbe el complejo B12 – Factor intrínseco a través de unos receptores específicos. Se libera la B12 que se une a otras proteínas R de transporte presentes en el plasma: las transcobalaminas. Entra en el plasma como metilcobalamina y se almacena en el hígado como desoxiadenosilcobalamina.

El factor intrínseco tiene una capacidad máxima de unión y se satura sobre los 1,5 – 2 microgramos por comida. Si se excede, la absorción se vuelve dependiente de mecanismos pasivos poco eficientes.

El porcentaje de absorción va disminuyendo a medida que la dosis aumenta, por lo tanto, a mayor dosis menor absorción. En condiciones ideales y si la secreción de F Intrínseco es correcta, se absorbe aproximadamente una fracción del 50% por comida realizada.

Analítica

Una analítica para valorar si tenemos déficit de vitamina B12 idealmente debería incluir:

– B12 – 200 -900 pg/ml. Para evitar el falseamiento de los análogos de la B12 sería mejor estar por encima de 200pg/ml

– Homocisteína < 10 micromol /L

– Ácido metilmalónico (MMA) 0.07 – 0.27 micromoles /L

Si existe anemia megaloblástica encontraremos un descenso de los niveles de hemoglobina, un VCM elevado (macrocítica), una HCM elevada (hipercrómica) una lactatodeshidrogenasa (LDH) alta debido a la destrucción de hematíes y puede haber un aumento de la ferritina y la bilirrubina.

¿Cuándo debo suplementarme?

Consulta primero con un médico que valorará tus niveles de B12, pero en términos generales deberías suplementarte:

– Si llevas una dieta vegana.

– Si haces una dieta ovolactovegetariana con bajo consumo de lácteos y huevos.

– Si te han realizado una resección gástrica.

– Si tienes edad avanzada debido a poca secreción de jugos digestivos.

– Si padeces de celiaquía o enfermedad de Crohn ya se puede reducir su absorción.

– Si tomas determinados medicamentos como los inhibodores de la bomba de protones (omeprazol), la colchicina, la ranitidina o la metmorfina.

 

Si deseas más información sobre nutrición, no dudes en consultarnos.  

Artículo redactado por: Dra. Marta González-Corró. Medicina Integrativa, Nutrición y Psiconeuroinmunóloga. Unidad PNIE.

Dra. Marta González

Medicina Integrativa, Nutrición y Psiconeuroinmunóloga. Unidad PNIE at Clínica Omega Zeta
Nacida en Barcelona, la Dra. Marta González–Corró es licenciada en Medicina y Cirugía General por la Universidad de Barcelona. Cuenta con un máster en Nutrición y Alimentación por la Universidad de Barcelona, es terapeuta PraNeoHom por el Instituto PraNeoHom en Barcelona y está postgraduada en Psiconeuroinmunoendocrinología y Nutrición Ortomolecular por la Universidad de Barcelona.

Es Coach certificada por la EEC (Escuela Europea de Coaching) y por la CEFOC (Centro Europeo de Formación en Coaching Estructural).

Actualmente, trabaja como médico integrativo en la Clínica Omega Zeta.
Dra. Marta González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *