Área terapéutica

Neuro – gastroenterología integrativa

Featured Video Play Icon

La Unidad de Neuro-gastroenterología Integrativa de la Clínica Omega Zeta realiza una evaluación diagnóstica integrativa de sus pacientes con  alteraciones en el eje que va del cerebro al intestino y que afectan al bienestar de la persona y su calidad de vida. De este modo, es posible aportar soluciones satisfactorias, eficaces y permanentes, basadas en el conocimiento y análisis integrativo de todos los aspectos que favorecen o perpetúan la disfunción. Además de potenciar la investigación de calidad que aporta soluciones satisfactorias a cada paciente.

En muchos casos, las dolencias, patologías y trastornos vinculados al aparato digestivo tienen su origen en el sistema nervioso que controla las funciones digestivas, el sistema nervioso entérico (SNE). Este sistema funciona de forma autónoma e independiente del sistema nervioso central y se encuentra en las envolturas de tejido que revisten el esófago, estómago, intestino delgado y el colon. A pesar de que el SNE trabaja de forma autónoma, está convenientemente conectado al Sistema Nervioso Central (SNC). Tanto es así, que cualquier proceso con origen en el SNC puede repercutir en el sistema digestivo.

Hasta ahora la medicina ofrecía la posibilidad de tratar los diferentes síntomas, ya fueran estos, dolor, náuseas o diarrea. Sin embargo, se ha demostrado que este método resulta en demasiadas ocasiones, no sólo ineficaz, sino causante del empeoramiento de la patología.

La razón por la que no funciona esta metodología es que en esos casos desconocemos la causa última que desencadena la enfermedad. Pero, ¿cómo es posible que con los medios con que cuenta la medicina, no se identifique el origen de una patología en concreto? Con la tecnología actual encontramos alteraciones biológicas en el 40% de los casos. El problema radica en aquellos casos en los que a pesar de tratamiento aplicado, la dolencia persiste, en el 60% restante.

Precisamente por esta probada incapacidad del modelo biomédico de dar una respuesta satisfactoria al paciente, está imponiéndose un modelo biopsicosocial. Éste, incluye el estudio de los factores biológicos, pero también integra los factores psicosociales que favorecen o perpetúan la aparición de una alteración biológica.

La Unidad de Neuro-gastroenterología Integrativa de la Clínica Omega Zeta realiza una evaluación diagnóstica integrativa de sus pacientes con  alteraciones en el eje que va del cerebro al intestino y que afectan al bienestar de la persona y su calidad de vida. De este modo, es posible aportar soluciones satisfactorias, eficaces y permanentes, basadas en el conocimiento y análisis integrativo de todos los aspectos que favorecen o perpetúan la disfunción. Además de potenciar la investigación de calidad que aporta soluciones satisfactorias a cada paciente.

Seguir leyendo